¿Quién puede ver tu historial crediticio?

Una vez que estás dado de alta en el Buró de Crédito, se genera tu historial crediticio, el cual queda disponible para que lo revisen aquellas empresas que estén evaluando aprobar o no un crédito para ti. Es de suma importancia que sepas quiénes pueden revisar estos datos y cuáles son las leyes que respaldan estas acciones.

¿Quién puede ver mi historial crediticio?

Tu historial tiene la información de tus movimientos en los últimos seis años. Si tienes un crédito vigente, tus datos seguirán apareciendo y serán alimentados por la empresa que lo aprobó. Sin embargo, tu información en Buró de Crédito no es pública: solamente pueden verla tú  y las empresas o bancos con los que establezcas un vínculo crediticio. El acceso a tu historial crediticio depende de tu autorización, que te será solicitada por la institución a la que pidas un crédito. 

En caso de que alguna empresa consulte tu información sin tu autorización, estaría violando la Ley para Regular las Sociedades de Información Crediticia. En su Artículo 28, esta Ley establece: Las Sociedades sólo podrán proporcionar información a un usuario cuando éste cuente con la autorización expresa del cliente, mediante su firma autógrafa […] Las Sociedades podrán proporcionar información a los usuarios que adquieran o administren cartera de crédito, utilizando para ello la autorización que el cliente haya dado […]  Las Sociedades, sus empleados y funcionarios tendrán prohibido proporcionar información relativa a datos personales de los clientes.

Tu autorización a alguna entidad financiera para ver tu historial crediticio tiene un año de vigencia, durante el cual pueden revisar tu información las veces que quieran. En caso de que tú lo apruebes, el plazo se puede extender por dos años más.

Las autoridades son las únicas que pueden revisar tus datos sin que exista un consentimiento de tu parte. Esto puede darse en caso de que consideren que los movimientos financieros que realices están relacionados con actos ilícitos.

  La importancia de un buen historial 

Para que la aprobación de un crédito en cualquier institución financiera sea más sencilla, es necesario tener un buen historial crediticio, ya que este refleja tu comportamiento de pago ante las empresas, de manera que ellas puedan determinar el riesgo que existe al momento de prestarte dinero. 

Cabe destacar la importancia de ir construyendo un buen historial a una temprana edad, ya que esto es vital para solicitar créditos  como hipotecas o automotrices en el futuro.

En Doopla te ofrecemos facilidades de pago al solicitar préstamos para que tu historial sea positivo.