Cómo solicitar un préstamo online en tiempos de COVID

De manera global, la pandemia de COVID-19 ha modificado todos los ámbitos de la vida humana. Uno de los más afectados ha sido el económico, y en México esto no ha sido la excepción. La economía nacional está pasando por una drástica transformación y muchas personas se han visto impactadas, lo que las ha llevado a buscar distintas opciones para disminuir el efecto sobre sus finanzas personales.

Mucha gente ha optado por solicitar un préstamo, lo cual hace surgir la pregunta: ¿es conveniente adquirir un crédito en estas circunstancias? La respuesta es sí, siempre y cuando tomes en cuenta diversos factores para que, en última instancia, este instrumento te ayude a superar el bache financiero y no a incrementarlo.

¿Qué debes saber antes de pedir un préstamo en línea?

Antes de iniciar el proceso de solicitud, es muy importante que hagas una comparación entre distintas entidades financieras para que veas cuál es la que más te conviene, es decir, cuál es la que va más acorde a tus necesidades y posibilidades de pago. 

Una vez que hayas escogido alguna, debes realizar simulaciones de préstamo. Estas te ayudarán a conocer los plazos para los depósitos y las cifras totales que pagarás al final. 

Hazlo de manera responsable

Es muy importante que estés consciente de que al adquirir un crédito, adquieres también la responsabilidad de liquidarlo. Si tus finanzas personales se han visto afectadas por el COVID-19, infórmate sobre los distintos tipos de crédito que hay para que tomes la mejor decisión. 

Haz un estudio minucioso de tus finanzas actuales y administra tus gastos para que puedas realizar los pagos sin ningún problema. Decide con tranquilidad para que puedas solventar la situación actual.

Las Fintech como una alternativa

Hoy por hoy, gracias a la tecnología, el trámite de solicitar un préstamo puede ser 100% en línea. A pesar de que las instituciones bancarias cuentan con esta opción, sus tasas de interés suelen ser muy altas. En cambio, opciones Fintech como Doopla ofrecen una tasa tres veces más baja, llegando al 12% anual.