Cómo consolidar tus deudas

Contar con una tarjeta de crédito puede traerte grandes beneficios a la hora de adquirir ciertos bienes o servicios, sin embargo es muy importante cumplir de manera estricta con los pagos mensuales para no atrasarte, ya que esto puede llegar a presentar grandes problemas, incluso poniendo en riesgo tu patrimonio. Esto puede agravarse si se tienen adeudos con más de una tarjeta, lo cual puede hacer imposible el pago de todo lo que se debe.

En una situación como esta es necesario buscar diversas opciones que te puedan ayudar a ir saliendo poco a poco de tus deudas como buscar llegar un acuerdo con la institución financiera, buscar que flexibilicen los plazos de pagos y los montos o tratar de consolidar tus deudas juntándose en una sola.

¿Qué es la consolidación de deudas?

Antes que nada, es muy importante entender qué es la consolidación de tus deudas de las tarjetas de crédito. Según la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (CONDUSEF), este término se refiere a un proceso de consolidación, el cual consiste en concentrar todas las deudas en una sola por medio de un nuevo crédito, que es otorgado para liquidar estos compromisos financieros, reduciéndose a un solo adeudo.

¿Qué debo tomar en cuenta antes de hacerlo?

Si buscas hacerlo por este medio debes tomar en cuenta diversos factores que te permitirán saber que fue una buena opción.

-Si estás interesado, comunícate directamente con la institución financiera para conocer los detalles de la operación y saber si eres candidato a esta opción.

-Realiza un presupuesto para que sepas tu capacidad de pago con precisión.

-Realiza la operación a través de la institución financiera.

-Tener un buen historial crediticio es clave para que te ofrezcan otro tipo de créditos, como el hipotecario.

– Asegúrate que la tasa de interés sea más baja que las de tus deudas por separado.

-Es más fácil tener el control de una tarjeta de crédito que de varias más.

Formas de consolidación de pagos

Por transferencia de tarjeta de crédito

 En esta puedes unir todas tus deudas en una sola tarjeta. Busca siempre la que maneje la tasa de interés más baja. Por lo regular este tipo de tarjetas se otorgan a personas con estas características:

  • Que cuenten todavía con un buen historial crediticio.
  • Que sus tarjetas no están sobregiradas.
  • Capacidad de pago. 
  • No contar con atrasos. 

A través de un crédito hipotecario

Esta solo es válida si el dueño está dispuesto a dejar como garantía su casa, en caso de no poder pagar.

A través de un préstamo

Esta puede ser una buena opción para consolidar tus deudas y solo enfocarte en esta nueva. Para este tipo de situaciones existen entidades financieras como Doopla, en la que puedes solicitar un préstamo con la tasa de interés más bajas, desde el 12% anual.

Recuerda que es muy importante saber pagar a tiempo cualquier tipo de deuda que adquieras para que no te metas en problemas más graves en el futuro.